La miel de Zamora apunta a una marca de calidad

Gran acogida a la Feria Apícola Meliza, donde se presentan algunas innovaciones en el sector como pistolas para exterminar los nidos de avispas velutinas o GPS para evitar robos de colmenas

La miel que se elabora en la provincia de Zamora sigue dando pasos hacia adelante en su objetivo de conseguir una marca de calidad que dé el espaldarazo necesario a este producto.

Materia prima tiene y, además, cada vez hay más y mejores profesionales que trabajan cada día para cerrar el ciclo productivo, que va desde la formación para la producción, hasta la calidad de la miel, pasando antes por la salud de las abejas. Cuestiones que se han puesto de manifiesto desde el viernes y durante todo el fin de semana en el Recinto Ferial Ifeza de Zamora, donde se ha celebrado con un gran acogida la II Feria Apícola Internacional «Meliza», organizada por la Unión profesional de Apicultores Zamoranos (Apis Durii) con el apoyo de la Diputación de Zamora.

Un encuentro, con más de sesenta expositores de España, Francia, Portugal y Polonia, en el que se han puesto sobre la mesa algunas de las innovaciones que hay en el mercado para combatir las plagas de la temida «Vespa Velutina» o el robo de colmenas.

Para la primera amenaza, los asistentes a la feria han podido conocer las pistolas que disparan bolas de insecticida para aniquilar los nidos de este insecto asiático que está haciendo estragos entre las abejas, que son fusiles similares a los de las guerras de pintura en los que la unión va rellena con un insecticida que se congela previamente y se dispara al nido de las avispas, así como los GPS antirrobo para colmenas que, además, permiten controlar desde el móvil una explotación apícola, mediante un sensor de peso y una estación meteorológica. De esta forma, el apicultor puede conocer a distancia datos como la temperatura del nido de cría, el estado de las provisiones o la evolución de la colmena y de la meteorológica para anticipar las consecuencias sobre la actividad de las abejas.

Los que hayan acudido a este certamen han podido degustar y comprar productos elaborados con miel además de conocer tanto a empresas de maquinaria y material apícola como a comercializadores de cera de abeja y alimentación para las colmenas, expertos en sanidad.

También han podido asesorarse sobre esta ganadería y empresas de alimentación y cosmética a partir de productos apícolas.

La feria, además, ha dado un impulso a la mujer en este sector al incluir un encuentro nacional de apicultoras en el que algunas de las mujeres emprendedoras en este sector han expuesto sus proyectos empresariales así como las dificultades que se han encontrado a la hora de poner en marcha su explotación.

El presidente e la institución provincial, Francisco Requejo, aprovechaba este encuentro para reafirmar también su apuesta por un sector como es el apícola al alza en la provincia, que tiene un futuro prometedor por delante, «por la importancia que tiene la apicultura en la biodiversidad y el asentamiento de población en los pueblos».

LA RAZÓN

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *