Tecnología al servicio de la miel en Zamora

El oficio y la innovación se han dado la mano este fin de semana en la Feria Apícola Internacional de Zamora, Meliza. Un producto tan tradicional como es la miel no está reñido con la aplicación de las nuevas tecnologías para lograr la excelencia y ese ha sido el común denominador de los expositores de material que se han dado cita en el recinto ferial de Ifeza.

Sistemas GPS antirrobo, estaciones meteorológicas, pastores eléctricos alimentados con energía solar e incluso armas para luchar contra la temida avispa asiática son algunas de las mejoras en el sector que se han presentado en el evento desarrollado en la capital.

La segunda edición de Meliza ha sido todo un éxito de público y expositores, según han explicado desde la Unión Profesional de Apicultores de Zamora, Apis Durii. Esta asociación ha sido la encargada de la organización de una feria dividida entre la parte expositiva y la de las ponencias. Además, este año se ha querido dar un impulso al papel de la mujer con la celebración del Primer Encuentro Nacional de Apicultoras, cuyo objetivo ha sido el de reconocer la labor femenina en el sector y otorgarle la importancia que merece de cara al futuro.

No obstante, diferentes elementos de la feria se han erigido en protagonistas por sus propios méritos. Tal ha sido el caso de la empresa cántabra Asiatic Wasp Ball, que se dedica a la venta de fusiles que disparan insecticidas congelados previamente para eliminar nidos de las temidas avispas asiáticas. Precisamente, el impacto de este animal ha hecho que otra empresa, la gallega Arpa Eléctrica, haya desarrollado pastores eléctricos alimentados con energía solar como solución contra la Vespa velutina.

Otra de las innovaciones presentadas en Meliza ha llegado desde Francia, de manos de la empresa BeeGuard. En esta ocasión, la propuesta es la supervisión permanente de las colmenas a través de un teléfono móvil, un ordenador o cualquier otro dispositivo electrónico. Un programa que incluye, además, GPS antirrobo, un sensor de peso y una estación meteorológica.

Tradición y vanguardia con un único objetivo: que la miel más sabrosa llegue a la mesa.

LA OPINIÓN DE ZAMORA

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *